Estrategias para ganarle a la inflación

El libro del periodista Mariano Gorodisch, «60 opciones para invertir en pesos y ahorrar en dólares» propone una guía con recomendaciones para que su dinero rinda al máximo y para lograr ahorrar sin naufragar en el intento. Brinda las claves y estrategias para poder comprar dólares oficiales, desde cómo llenar el formulario en la web de la AFIP para tener más chances de conseguir un mayor monto de dinero, hasta cuál es la fórmula secreta del organismo fiscal para autorizar la compra de moneda extranjera. También cuenta cómo conviene abordar a un arbolito de la calle Florida y conseguir una buena cotización. En este libro se aprende cuáles son los mejores días y horarios para comprar dólares en el mercado negro y en qué momento la cotización empieza a subir.

Además, instruye sobre distintos trucos para comprar dólares baratos cuando uno viaja al exterior, desde usar el dólar cajero para extraer adelanto de efectivo con la tarjeta al valor de la divisa oficial, hasta irse de viaje en un all inclusive al Caribe o en un crucero con todos los gastos pagos para abonar los gastos desde la Argentina en pesos y no tener que gastar efectivo en destino. Aunque se pague un 20% más.

Otros de los temas son ahorrar 30 por ciento mensual en el mismo supermercado, ahorrar 50 por ciento en espectáculos y restaurantes, comprar un terreno en La Luna, invertir en cooperativas que pagan 40 por ciento anual por plazos fijos. Otras opciones son bonos que ajustan por el tipo de cambio oficial, invertir en arte, o hasta comprar un departamento con un anciano adentro.

Dentro del mundo del real estate, aconseja los inmuebles de menos de 100.000 dólares, enumera las alternativas para comprar desde un metro cuadrado por 500 pesos y detalla cómo es el mecanismo para ser dueño de una cuotaparte de un condo-hotel, donde el inversor puede obtener una rentabilidad de hasta el 10 por ciento anual.

Por otra parte, el libro permite encontrar las perlas ocultas inmobiliarias, con descuentos del 20 por ciento. Además, pormenoriza sobre el fenómeno mundial del Medical Real Estate. Consiste por ejemplo en construir unidades chicas alrededor de un centro hospitalario, con el fin de abastecer la demanda de médicos y pacientes cercanos al centro hospitalario. En los últimos años han comenzado a aparecer en la ciudad de Buenos Aires proyectos pensados para el uso médico, tales como edificios totalmente equipados para consultorios médicos, departamentos temporarios para pacientes de hospitales con salones de conferencias para médicos, bauleras preparadas para guardar sillas de ruedas y todo lo necesario para facilitar la estadía de los familiares y pacientes. Se pagan en cuotas en pesos, salen un total de 300.000 pesos y los grandes demandantes son los médicos de la clínica cercana, que los alquilan para usarlo en forma particular, luego de terminar su labor en el sanatorio. Son consultorios que se rentan por hora, con una secretaria que atiende el teléfono. Entonces, se juntan cuatro doctores y lo alquilan durante tres horas cada uno.