Content marketing: el contenido es el REY

La página con el contenido del producto ha muerto. Nadie le cree a un folleto.

El marketing de contenidos o content marketing es el arte de preparar contenidos valiosos y distribuirlos de forma gratuita con la doble idea de atraer a nuevos posibles clientes (prospectos) y/o de fidelizar a tus clientes actuales y tratar de hacerles comprar nuevos servicios/productos.

Primero dialogar generando contenido de valor

El marketing de contenidos se enmarca en una estrategia de aportar valor antes de pedir nada a cambio (“Givers Get”), y de no interrumpir, como lo suelen hacer los anuncios en TV / radio o las tácticas tradicionales de marketing directo.

El objetivo nº 1 de esta estrategia 100% permisiva es conseguir que los lectores de tu web o de tu blog se transforman en suscriptores a tu lista de correo. Es decir, dejar de tratar con IPs (visitas web) y empezar a charlar con personas (email).

La idea es seguir aportando valor añadido por email de forma periódica con la idea de consolidar tu relación con estos suscriptores, porque ellos son tus futuros clientes.

A menudo este término se confunde con el Inbound Marketing, aunque en este caso el content marketing solo sea una parte de esa disciplina.

El Inbound Marketing implica todas las acciones para atraer clientes a tu negocio, incluyendo más disciplinas tradicionales (publicidad, por ejemplo), mientras que el content marketing solo implica trabajar el contenido.

Los Códigos QR cada vez más presentes e importantes para las empresas

9 de cada 10 empresas españolas que utilizan códigos QR seguirá apostando por este canal en 2013, pero sólo el 23,8% ofrece un contenido optimizado para los smartphones. El 12,1% vincula el QR con redes sociales.

Las empresas españolas están convencidas de que los códigos QR generan oportunidades de negocio. El 94,1% de aquellas que ya los han utilizado seguirá apostando por este canal de comunicación en 2013, según se desprende del “II Estudio sobre el uso de los códigos QR en las empresas españolas” elaborado por la agencia de comunicación y marketing Selenus. El 91,4% considera que son útiles en tiempos de crisis. Sin embargo, apenas un 10,5% de las compañías los emplea como estrategia de marketing.

Y es que, pese a que los códigos bidimensionales son cada vez más populares en nuestro país, la gran mayoría de las empresas se conforma con incluirlos en sus soportes promocionales sin aportar ningún valor añadido al usuario. El 45,2% de los códigos analizados dirige a una web que no está adaptada a los smartphones, por un 23,8% que sí ofrece contenidos propios y optimizados. Enlazar con una red social (12,1%) o mostrar un vídeo en Youtube (11,4%) son otros de los usos más habituales.

El propósito principal de las empresas que recurren a esta tecnología es transmitir una imagen de vanguardia de su marca, según indica el 82,4%. Buena parte de ellas (76,5%) también se plantea atraer potenciales clientes, pero solo el 35,5% se fija como objetivo incrementar las ventas. También es frecuente emplear los códigos QR para diferenciarse de la competencia (70,6%) o para abrir un nuevo canal de contacto con los clientes (76,5%).  casos el código QR es el elemento clave de la campaña. El resto, un 89,5%, enlaza a contenidos que aportan algún tipo de información pero en ningún caso son parte de una estrategia previamente definida. Buena parte de ellas tampoco dispone de datos de escaneos, el 42,2%. Sólo la mitad presta atención a cómo los usuarios interactúan con su código QR para introducir mejoras posteriores u ofrecer un mejor servicio.

Pese a todo, las empresas consultadas califican su satisfacción general con un 7,7, algo más de 1,7 puntos respecto hace un año, en buena parte porque contar con un QR ya responde a sus objetivos (transmitir una imagen de vanguardia) y a la popularización de los códigos bidimensionales entre la población.

 

Preferencia por la cartelería

Pese a que los códigos QR pueden ser ubicados en cualquier lugar, carteles (76,5%) y folletos (52,9%) son de largo los soportes preferidos por las empresas, que también se decantan por incluirlos en tarjetas de visita (47,1%), anuncios en prensa (35,3%) o merchandising (20,2%). Pocas aún se atreven a colocar el código en productos o packaging (11,8%).

Fuente: http://www.puromarketing.com/21/15359/codigos-cada-presentes-importantes-para-empresas.html

 

8 principios básicos de comunicación para pymes

Como hemos comentado en otras ocasiones, no son demasiadas las pequeñas empresas que pueden permitirse el lujo de contar con los servicios de una agencia de comunicación, y menos aún las que pueden contar con un servicio de relaciones públicas.

No obstante, con un poco de imaginación y teniendo algunos principios básicos  muy claros, podemos comenzar a llegar a los medios de comunicación. En este artículo práctico os mostramos algunas pistas a seguir.

1. No te precipites

No nos engañemos. Las oportunidades que tienes de que tu primera nota de prensa sea publicada en la primera página de “El País” o “Expansión” son prácticamente cero.

Si somos una pequeña empresa de Ciudad Real y queremos tener algún tipo de repercursión en los medios de comunicación, deberemos centrarnos durante un tiempo exclusivamente en los medios locales.

Estos primeros impactos son importantes, ya que es probable que nos puedan servir como plataforma para dar el salto a otros medios de comunicación con más difusión.

2. Tu propia lista de medios

Si hay algo que le molesta a un periodista es recibir en su correo electrónico una nota de prensa de una empresa que no está relacionada con su sector o área de actividad.

En vez de lanzar nuestro comunicado a todos los medios de comunicación que se cruzan por nuestra agenda, merece la pena tomarnos unos días en investigar y seleccionar cuáles con los medios más apropiados.

Algunos servicios on-line como Comunicae o Presswire, nos permiten enviar nuestras notas de prensa a bajo coste, pudiendo elegir los canales que más nos convienen para su difusión.

3. Periodistas relevantes

Cuando comenzamos a introducirnos en el mundo de los medios de comunicación, pronto descubrimos que no sólo es importante conocer las cabeceras de referencia en nuestro sector, sino desarrollar un contacto personal y directo con los periodistas.

Si cuando nos publican algo, nos tomamos la molestia en llamar por teléfono al medio y charlar  un par de minutos con la persona que ha escrito sobre nosotros, conseguiremos que el periodista “ponga cara” a lo que hasta entonces únicamente era el nombre de una empresa.

Continuando por este camino, podremos comenzar a construir una relación de cierta confianza entre los periodistas y nuestro negocio.

4. Pegado a la actualidad

Los periodistas siempre están buscando buenas historias con las que enganchar a su audiencia. Por este motivo, si somos capaces de desarrollar una información que de alguna forma esté relacionada con la actualidad del momento, tendremos más posibilidades de que nuestra noticia encuentre difusión en los medios de comunicación.

Esta misma estrategia podemos desarrollarla si tenemos en cuenta la programación del medio de comunicación con varios meses de anticipación. Si por ejemplo sabemos que todos los años un medio desarrolla un “Especial SIMO Network”, una buena idea sería programar un reportaje que de alguna forma enganche con lo que será una de las mayores ferias de informática del año.

5. Llamar la atención

No importa lo bien redactada que esté nuestra noticia, ni lo impactante que pueda llegar a ser nuestro titular. En líneas generales, tendrá que vérselas con decenas de noticias que competirán entre sí para captar la atención del periodista, quien al final será el que tome la decisión de publicar o no.

Por este motivo, si queremos “asegurarnos” de que vamos a recibir la atención que “nos merecemos” tenemos que pensar cómo ser diferentes, cómo llamar la atención de los demás.

Por ejemplo, en una época en que sólo se envían e-mails, una buena idea podría ser enviar un kit de prensa al modo tradicional, por correo ordinario, incluyendo en el mismo un pequeño detalle casi insustancial.

6. No te olvides de los Bloggers

En ciertos sectores, como el tecnológico, muchos blogs y bloggers compiten en popularidad y relevancia con los medios tradicionales. Se trata de un canal que en ningún caso podemos descuidar, y de la misma forma que tratamos de llegar a los medios más influyentes, deberíamos ser capaces de conseguir referencias en los blogs que cuentan con mayor audiencia.

7. Seguimiento

Como hemos afirmado al principio del artículo, el contacto con los periodistas es importante para mejorar nuestra estrategia de relaciones públicas. No obstante, una cosa es llamar de vez en cuando y otra muy distinta, “agobiar” al periodista.

Llamadas del tipo “Vas a publicar mi noticia”, “Cuando crees que podrás hacerlo” etc. más que mejorar nuestra imagen frente al medio de comunicación, suelen producir un efecto contrario al deseado.

Una vez que la noticia sale a luz, podemos llamar para pedir una rectificación si consideramos que la noticia es inexacta o que no se ajusta a la verdad. No obstante, no resulta recomendable hacerlo por pequeños detalles.

8. Muestra tus links

En nuestra web corporativa deberíamos contar con un espacio en el que incluimos links a las noticias que se han publicado sobre nosotros. Como si de un efecto “bola de nieve” se tratase, resulta más probable aparecer en los medios de comunicación si ya lo hemos hecho antes.

Fuente: Muy Pymes